Los lentes de contacto al revés no se fijarán correctamente en la superficie del ojo. El usuario probablemente va a sentir la molestia de los lentes al desplazarse. Esta incomodidad empieza cuando el lente lleva algún tiempo en el ojo. Unos lentes en esta posición tiene más probabilidades de salir del ojo.
Leer más